Drácula con Tacones


Todo lo que es profundo ama la máscara
 

jueves, noviembre 30, 2006

Estas frito angelito! (o por qué el escorpión prefirió ahogarse)

Un escorpión, que deseaba atravesar el río, le dijo a una rana:

-Llévame a tu espalda

-¿Que te lleve a mi espalda? - contestó la rana - Ni pensarlo! Te
conozco! Si te llevo a mi espalda, me picarás y me matarás!

-No seas estúpida- le dijo entonces el escorpión - No ves que si te pico te hundirás en el agua y que yo, como no se nadar, ¡también me ahogaré !

Los dos animales siguieron discutiendo hasta que la rana fue persuadida.
Lo cargó sobre su resbaladiza espalda, donde él se agarró y empezaron la travesía.
Llegados al medio del gran río, allí donde se crean los remolinos, de repente el escorpión picó a la rana. Esta sintió que el veneno mortal se extendía por su cuerpo y, mientras se ahogaba (y con ella el escorpión) le gritó:

-Ves! te lo había dicho! Pero... ¿qué has hecho? Ahora nos hundiremos los dos!

-No puedo evitarlo... Es mi naturaleza



Lo único a lo que podemos ser fieles sin dudar es a nuestra naturaleza, todo el resto se analiza.

Nuestra naturaleza está presente todo el tiempo, lo notemos o no, no podemos escapar de ella.

Un escorpión sabe que si clava sus pinzas e inyecta su veneno en la rana va a morir ahogado, pero no lo puede evitar. De la misma manera nosotros muchas veces terminamos muriendo por el simple hecho de no poder evitarlo.

Marx distingue entre la naturaleza humana en general y la naturaleza humana históricamente condicionada por cada época. Con esta distinción señala que el hombre posee algunos rasgos que van más allá de la posible influencia de la sociedad, dependientes de nuestra estructura biológica y psicológica, y que determinan apetitos o inclinaciones comunes a todos los hombres (por ejemplo el instinto por satisfacer el hambre, el instinto sexual, la inclinación a la sociabilidad). La sociedad podrá encauzar y realizar las disposiciones que dependen de esta naturaleza constante de distintos modos, pero nunca podrá eliminarlas.

Odio que mi naturaleza sea más fuerte que mis ganas… y realmente me encantaría decir “Ya no veo gente muerta” … pero no puedo evitarlo y sigo escondiendo cadáveres en el placard que cada tanto se pasean por mi casa descalzos y en puntas de pie.

Soy fiel a mi naturaleza, me guste o no, soy fiel a mis sentimientos, esté o no de acuerdo con ellos… y no le hago mal a nadie, porque tengo ovarios cómo para reconocer que hay cosas de mi que tengo que arreglar para no terminar lastimando a gente que me importa.

Hay gente cuya naturaleza está destruyendo… en éste caso estoy feliz de no ser yo, y con la sangre que me salpicó sólo agua y jabón… y un mucha suerte y más que suerte…

En memoria a una persona que dejó de ser cuando no supo darse cuenta de que su naturaleza no estaba a la altura de las circunstancias.

“Muerta la amistad sabe igual que el fracaso
y a los dos nos gusta el verbo fracasar”


Porque no pudiste evitarlo y para que no se repita…

“Te quería encontrar pero no sabía dónde
yo te fui a buscar
quería que todo fuera eterno
se fue el amor
llegó el invierno
y anduve tiritando en cualquier lugar
y sólo pude llorar.”

Lo Dijo Dracula con Tacones :: 09:04 :: 56 Marcas:

Yo también quiero ser víctima

---------------------------------------